Programa de Intervención Comunitaria de UDLA estuvo al servicio de las comunidades durante el estallido social

El estallido social que ha surgido en los últimos meses en nuestro país nos ha puesto ante un momento histórico, donde los distintos sectores, territorios e instituciones se han abierto a la posibilidad de pensar y construir un nuevo Chile.

El Programa de Intervención Comunitaria (IC) de UDLA no ha estado ajeno a esa situación. El Programa, que surge el año 2012 como una iniciativa de innovación pedagógica, se orienta justamente a formar futuros profesionales en un marco de justicia social, equidad y cohesión social, temas que hoy se encuentran en el centro del debate.

El trabajo que viene realizando hace siete años en los distintos territorios con diversas organizaciones y líderes sociales se ha orientado en esa dirección promoviendo la participación social, el fortalecimiento del tejido asociativo y el trabajo en red.

En este contexto, el Programa y UDLA asumieron un rol activo vinculándose con las comunidades con el objetivo de fomentar sus procesos, fortalecerlos y dar respuesta a las necesidades que han ido surgiendo. Ese proceso incluyó un levantamiento de información de los equipos territoriales y de los docentes, equipos y áreas de la Universidad sobre oferta programática.

En base a esas respuestas, se desarrolló una agenda de trabajo en la contingencia, la cual comenzó a implementarse en los distintos barrios del Programa desde noviembre de 2019 y continúa con actividades programadas hasta fines de enero de 2020.

Dentro de las jornadas, donde han participado académicos, docentes, coordinadoras, facilitadores territoriales y estudiantes de UDLA, se han realizado actividades culturales de música y teatro, talleres de facilitación de cabildos y asambleas, talleres sobre feminismo y participación comunitaria, talleres de reanimación cardiopulmonar (RCP) y curación de heridas, charlas de análisis sobre el estallido social, talleres de trabajo sobre la constitución y la ley 20.500 sobre participación.

Han sido meses intensos y de mucho aprendizaje. Y aunque queda mucho por hacer, creemos estar aportando a la situación que enfrenta nuestro país, poniendo en práctica el rol social de las instituciones de educación superior para construir un mejor futuro, más justo y equitativo para todas y todos”, apuntó al Directora Componente Territorial, Fernanda Palacios.