Pedagogía en Inglés de la Sede Viña del Mar reconoció labor de cinco académicas por su excelente desempeño profesional

La carrera de Pedagogía en Inglés de Sede Viña del Mar realizó un reconocimiento a cinco docentes por su desempeño profesional y en el aula, tras haber obtenido resultados de excelencia tanto en evaluaciones estudiantiles como administrativas.

Las profesionales premiadas fueron Angélica Inostroza, Marta Nicolai, Roxana Rebolledo y Margarita Sánchez, miembros del área académica de UDLA hace más de cinco años, quienes participaron en una cena donde se les entregó un diploma de reconocimiento y compartieron sus experiencias y opiniones sobre la vida académica y los desafíos que actualmente se presentan en las aulas.

La coordinadora de Pedagogía en Inglés, María Mercedes Yeomans, comentó que “este reconocimiento es muy relevante pues responde a los resultados de acreditación de excelencia por cinco años que obtuvo nuestra carrera en 2015 y que nos posiciona como el segundo mejor programa de Pedagogía en Inglés de la región. Este es un logro del trabajo del equipo de académicos y docentes”.

En tanto la coordinadora de Prácticas UDLA y docente galardonada, Margarita Sánchez, dijo que “este evento tuvo especial atención en una retribución hacia los docentes de excelencia. Agradezco plenamente la consideración de poder haber formado parte de esta actividad y el placer de compartir con tan importantes eslabones de la educación, que realizan esta labor formativa con elevados estándares”.

Roxana Rebolledo por su parte expresó que para ella la actividad sirvió como un “momento diferente, interesante y entretenido con excelentes personas y profesionales. Se dio una instancia de mucha amistad y compañerismo. Me emocionó mucho recibir el diploma con tan lindo reconocimiento y contar con el apoyo de mis colegas”.

Angélica Inostroza manifestó que “ver como otras profesoras disfrutan de igual forma que yo la docencia no fue un descubrimiento sino que una alegría, sobre todo al poder comentar nuestras experiencias y expectativas en cuanto a nuestros estudiantes. El broche de oro fue recibir un diploma de reconocimiento, no me lo esperaba y me hizo emocionar”.

Para finalizar, Marta Nicolai apuntó que “estas instancias son un gran incentivo para nosotros los profesores, ya que además de reconocer nuestro trabajo, nos premian con una cena exquisita. La experiencia nos permite conocer a los colegas, lo que produce una sensación de proximidad. Estar en un ambiente no académico, permite mayor intimidad y profundizar la relación entre las personas. Sin duda, esto es muy beneficioso para lograr un trabajo en equipo y para el intercambio de ideas respecto de situaciones académicas. Estoy muy, pero muy agradecida por la invitación y por el reconocimiento recibido”.