La vinculación con el medio en tiempos de crisis

Paola Canto Olivares
Coordinadora de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencias Sociales

Las Ciencias Sociales se instalan desde los grupos humanos vivos, en relación, en interconexión. Ello implica dos aspectos de alta relevancia en torno a esta columna: que la vinculación con el medio es un ámbito de desarrollo natural de las disciplinas que se desenvuelven desde este paraguas paradigmático, por un lado; y que la tensión, el conflicto, el “estallido”, es el escenario por excelencia desde el cual se construye la academia.

Por ello, el desafío que como Facultad de Ciencias Sociales emprendemos en este nuevo cargo que coordino, ha resultado más que pertinente en los “tiempos que corren”. En la segunda quincena de octubre, apenas instalada, la sociedad chilena se vuelca al espacio público: la calle, las redes sociales, el ágora, para discutir justamente la res publica. ¿Cómo enfrentar estratégicamente como Facultad y Universidad, en su concepto clásico y potencial aporte universal, la vinculación con el medio entonces?

Abriendo caminos, espacios de conversación abierta, a la cara. Ante las dificultades ciertas de traslado, de certezas, ¿cómo (re)vincularnos?.

Primero que todo: volviendo a la matriz. La vinculación con el medio en tiempos de crisis no debe verse como algo ajeno a los actores mismos de la Universidad. Acciones de apoyo, contención, amparo emocional y físico a nuestro propio cuerpo académico, estudiantes y plantel en general, se convierten en una instancia para reencontrarnos. La Facultad debe entonces primero mirarse a sí misma y acompañarse para entonces salir a la vinculación con las comunidades con las que históricamente se ha relacionado. Actividades como la jornada de contención organizada por la Escuela de Psicología el pasado 11 de diciembre son iniciativas inspiradas en ello.

En segundo término: abriendo otro tipo de espacios. Ante las dificultades de reunirnos físicamente, las redes sociales se conforman en un aliado que, en sus formas, aporta al fondo, al contenido mismo de la transformación social que las Ciencias Sociales, desde la matriz teórica de nuestra misión y visión. Desde el primer día entonces, nuestras redes no han cesado en poner en la palestra contenido situado, en abrir la discusión en torno a temáticas de alta contingencia social: desde la temprana declaración pública que como Facultad levantamos el día 19 de octubre, seguida por una segunda el 10 de noviembre; hasta la instalación de temáticas como Derechos Humanos, salud mental, paridad de género, nueva Constitución, etc., pasando por interesantes columnas de opinión de nuestro Director Académico, Marcelo Fagalde.

Y, en tercer lugar: abriéndonos a lo que las comunidades nos mandatan. El círculo virtuoso de la vinculación con el medio es aquel cuya bidireccionalidad parte desde las comunidades a la academia. Bendito estallido que nos ha enderezado el timón. Los aportes entonces al Programa de Intervención Comunitaria se han desplegado desde el respeto a los diversos procesos de maduración comunitaria de cada territorio, buscando aportar consistentemente, más allá de la generación de espacios de “atención” esporádica y puntual, según el propio diagnóstico del espacio local. ¿Es ello más lento que la ola de voluntariados que a nivel nacional ha pasado como un tsunami? Ciertamente sí, pero tenemos la convicción de que su aporte será pensando en el largo plazo, en la constitución de procesos que deben cuajar y consolidarse, para un 2020 lleno de decisiones vitales de cada uno/a de nosotros/as.

El conversatorio “Despertar. Octubre 2019, Cartelería Política y Popular en Chile” responde al mismo “mandato”: el país habló a través de sus carteles. Hoy registramos, conversamos sobre lo que ello nos despierta desde la interdisciplinariedad, para proyectar desde la generación de conocimiento un área de saber que sepa leer este Chile que cambió.

No hay mejor momento entonces, desde las Ciencias Sociales, para vincularnos con nuestro “sujeto”, “actor” y nunca más “objeto” de estudio: en medio de la crisis, para cimentar en conjunto el Chile que vendrá.