La vinculación con el medio en tiempos de crisis

Paola Canto Olivares
Coordinadora de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencias Sociales

Las Ciencias Sociales se instalan desde los grupos humanos vivos, en relación, en interconexión. Ello implica dos aspectos de alta relevancia en torno a esta columna: que la vinculación con el medio es un ámbito de desarrollo natural de las disciplinas que se desenvuelven desde este paraguas paradigmático, por un lado; y que la tensión, el conflicto, el “estallido”, es el escenario por excelencia desde el cual se construye la academia.

Por ello, el desafío que como Facultad de Ciencias Sociales emprendemos en este nuevo cargo que coordino, ha resultado más que pertinente en los “tiempos que corren”. En la segunda quincena de octubre, apenas instalada, la sociedad chilena se vuelca al espacio público: la calle, las redes sociales, el ágora, para discutir justamente la res publica. ¿Cómo enfrentar estratégicamente como Facultad y Universidad, en su concepto clásico y potencial aporte universal, la vinculación con el medio entonces?

Abriendo caminos, espacios de conversación abierta, a la cara. Ante las dificultades ciertas de traslado, de certezas, ¿cómo (re)vincularnos?.

Primero que todo: volviendo a la matriz. La vinculación con el medio en tiempos de crisis no debe verse como algo ajeno a los actores mismos de la Universidad. Acciones de apoyo, contención, amparo emocional y físico a nuestro propio cuerpo académico, estudiantes y plantel en general, se convierten en una instancia para reencontrarnos. La Facultad debe entonces primero mirarse a sí misma y acompañarse para entonces salir a la vinculación con las comunidades con las que históricamente se ha relacionado. Actividades como la jornada de contención organizada por la Escuela de Psicología el pasado 11 de diciembre son iniciativas inspiradas en ello.

En segundo término: abriendo otro tipo de espacios. Ante las dificultades de reunirnos físicamente, las redes sociales se conforman en un aliado que, en sus formas, aporta al fondo, al contenido mismo de la transformación social que las Ciencias Sociales, desde la matriz teórica de nuestra misión y visión. Desde el primer día entonces, nuestras redes no han cesado en poner en la palestra contenido situado, en abrir la discusión en torno a temáticas de alta contingencia social: desde la temprana declaración pública que como Facultad levantamos el día 19 de octubre, seguida por una segunda el 10 de noviembre; hasta la instalación de temáticas como Derechos Humanos, salud mental, paridad de género, nueva Constitución, etc., pasando por interesantes columnas de opinión de nuestro Director Académico, Marcelo Fagalde.

Y, en tercer lugar: abriéndonos a lo que las comunidades nos mandatan. El círculo virtuoso de la vinculación con el medio es aquel cuya bidireccionalidad parte desde las comunidades a la academia. Bendito estallido que nos ha enderezado el timón. Los aportes entonces al Programa de Intervención Comunitaria se han desplegado desde el respeto a los diversos procesos de maduración comunitaria de cada territorio, buscando aportar consistentemente, más allá de la generación de espacios de “atención” esporádica y puntual, según el propio diagnóstico del espacio local. ¿Es ello más lento que la ola de voluntariados que a nivel nacional ha pasado como un tsunami? Ciertamente sí, pero tenemos la convicción de que su aporte será pensando en el largo plazo, en la constitución de procesos que deben cuajar y consolidarse, para un 2020 lleno de decisiones vitales de cada uno/a de nosotros/as.

El conversatorio “Despertar. Octubre 2019, Cartelería Política y Popular en Chile” responde al mismo “mandato”: el país habló a través de sus carteles. Hoy registramos, conversamos sobre lo que ello nos despierta desde la interdisciplinariedad, para proyectar desde la generación de conocimiento un área de saber que sepa leer este Chile que cambió.

No hay mejor momento entonces, desde las Ciencias Sociales, para vincularnos con nuestro “sujeto”, “actor” y nunca más “objeto” de estudio: en medio de la crisis, para cimentar en conjunto el Chile que vendrá.

Estudiante de la Escuela de Enfermería expone en el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos

El estudiante de la Escuela de Enfermería, Felipe Sotelo, fue invitado como expositor al Foro Latinoamericano de los Derechos Humanos realizado durante tres jornadas en las dependencias del Ex Congreso Nacional. Esta actividad se conformó como un espacio de reflexión y acción con el objetivo de analizar los desafíos comunes de nuestros países y trazar iniciativas conjuntas para la defensa y promoción de los derechos humanos en nuestro continente y el mundo.

Sotelo, quien cursa cuarto año de la carrera, fue parte de la comisión “Actores del movimiento social: movilización y violaciones a los derechos humanos” debido a su activa participación como rescatista durante las movilizaciones que se han llevado a cabo en nuestro país desde octubre del año pasado.

Ocupar cualquier espacio para discutir lo que está sucediendo en nuestro país es positivo. Han sido meses duros y tristes por la cantidad de heridos, por las vidas que se truncaron y por todos esos ojos que se perdieron; sabemos que son daños irreversibles a pesar de una posible reparación de parte del Estado”, comentó el estudiante.

Durante su exposición, Sotelo contó parte de su rutina como rescatista donde incluso le tocó atender a Gustavo Gatica, estudiante de Psicología de 21 años, quien perdió la visión total de sus ojos por balines disparados por Carabineros: “Si bien hay puntos establecidos donde hay médicos que resuelven los temas clínicos, nosotros funcionamos como un equipo de extracción rápida, es una medicina táctica. Cae un herido y nosotros vamos con camillas plegables, subimos al paciente y lo llevamos a una zona segura donde le podemos hacer los primeros auxilios”.

Durante su relato, el futuro enfermero también apuntó que “a estas alturas, estar en la calle es un deber moral para todos los que estudian en el área de la salud. No solo estamos ayudando a los chicos porque son agredidos durante las marchas, sino además porque existe un colapso en los sistemas de salud pública que aún el Estado no puede solucionar”.

En la parte final de su exposición, Felipe compartió los costos emocionales que ha significado ser parte activa de estas movilizaciones: “Todos hemos sido afectados y estamos conmovidos por lo que ha sucedido en nuestro país. Durante estos meses he realizado muchos sacrificios familiares, he invertido tiempo y he dejado un poco de lado los estudios. Lo que estamos viviendo es una situación crítica que, en términos de gestión del riesgo, es como un desastre humanitario por la cantidad de heridos”.  

En la comisión, el estudiante de UDLA compartió con expositores como Carlos Margotta, Presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos; Carla Pellegrini, doctora y parte del Movimiento Salud en Resistencia; Roberto Morales, presidente de la Junta Directiva de Amnistía Internacional Chile, y Dalia Parra, coordinadora del Piquete Jurídico de la Universidad de Concepción.

Programa de Intervención Comunitaria de UDLA estuvo al servicio de las comunidades durante el estallido social

El estallido social que ha surgido en los últimos meses en nuestro país nos ha puesto ante un momento histórico, donde los distintos sectores, territorios e instituciones se han abierto a la posibilidad de pensar y construir un nuevo Chile.

El Programa de Intervención Comunitaria (IC) de UDLA no ha estado ajeno a esa situación. El Programa, que surge el año 2012 como una iniciativa de innovación pedagógica, se orienta justamente a formar futuros profesionales en un marco de justicia social, equidad y cohesión social, temas que hoy se encuentran en el centro del debate.

El trabajo que viene realizando hace siete años en los distintos territorios con diversas organizaciones y líderes sociales se ha orientado en esa dirección promoviendo la participación social, el fortalecimiento del tejido asociativo y el trabajo en red.

En este contexto, el Programa y UDLA asumieron un rol activo vinculándose con las comunidades con el objetivo de fomentar sus procesos, fortalecerlos y dar respuesta a las necesidades que han ido surgiendo. Ese proceso incluyó un levantamiento de información de los equipos territoriales y de los docentes, equipos y áreas de la Universidad sobre oferta programática.

En base a esas respuestas, se desarrolló una agenda de trabajo en la contingencia, la cual comenzó a implementarse en los distintos barrios del Programa desde noviembre de 2019 y continúa con actividades programadas hasta fines de enero de 2020.

Dentro de las jornadas, donde han participado académicos, docentes, coordinadoras, facilitadores territoriales y estudiantes de UDLA, se han realizado actividades culturales de música y teatro, talleres de facilitación de cabildos y asambleas, talleres sobre feminismo y participación comunitaria, talleres de reanimación cardiopulmonar (RCP) y curación de heridas, charlas de análisis sobre el estallido social, talleres de trabajo sobre la constitución y la ley 20.500 sobre participación.

Han sido meses intensos y de mucho aprendizaje. Y aunque queda mucho por hacer, creemos estar aportando a la situación que enfrenta nuestro país, poniendo en práctica el rol social de las instituciones de educación superior para construir un mejor futuro, más justo y equitativo para todas y todos”, apuntó al Directora Componente Territorial, Fernanda Palacios.

UDLA se adjudica proyecto de investigación de la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria

En los últimos meses, la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria ha puesto en marcha un conjunto de acciones para comenzar a diseñar e implementar el concepto de Cultura de Inocuidad como política pública del país, y como parte de la Política de Inocuidad Alimentaria. En ese contexto, UDLA se adjudicó la ejecución del proyecto “Estudio para el apoyo en la reducción de riesgos, formalización e instalación de sistemas de aseguramiento de la inocuidad en productores de quesos de cabra en sectores rurales de la provincia de Chacabuco, Región Metropolitana, basado en un modelo de evaluación de riesgos, cultura de la inocuidad y medio ambiente”.

El proyecto estuvo liderado por el siguiente equipo interdisciplinario: Francisca Di Pillo, Marcela Fresno, Hernán Cañón y Luis Olguín, integrantes del Núcleo de Investigaciones Aplicadas en Ciencias Veterinarias y Agronómicas (NIAVA) y académicos de la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía; los directores del Centro de Estudios Interdisciplinarios de Infancias y Espacialidades (CEIIES) y académicos de la Facultad de Ciencias Sociales Julián Reyes y Diana Cornejo, junto con la colaboración de María Cristina Martínez, jefa de la Sección Microbiología de Alimentos y Aguas del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP).

Este estudio permitió caracterizar a este grupo de Agricultores Familiares Campesinos de la provincia de Chacabuco, los riesgos de inocuidad que puedan tener la venta de sus productos, así como los principales desafíos a los que se ven enfrentados, siendo de gran importancia el impacto que está teniendo el cambio climático en esta zona de Santiago”, apuntó Francisca Di Pillo.

Por su parte, Hernán Cañón manifestó que “el estudio nos dio la posibilidad de obtener resultados que permitirán a la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria tomar mejores decisiones estratégicas con respecto a la política pública del sector y a UDLA publicar resultados de investigación en revistas indexadas. A su vez, la adjudicación de este estudio permitió apalancar recursos para investigación en nuestro Núcleo de Investigaciones Aplicadas en Ciencias Veterinarias y Agronómicas.”

El objetivo del presente estudio consistió en caracterizar los sistemas de producción de queso caprino pertenecientes a la Agricultura Familiar Campesina (AFC), ubicados en la Provincia de Chacabuco, en base a un modelo de evaluación basado en riesgo que permitiera incorporar tanto elementos del sistema productivo y sus prácticas, como elementos ambientales y sociales (cultura de la inocuidad), vinculados a la inocuidad alimentaria.

El trabajo de investigación, que tuvo una duración de tres meses, se estructuró a partir de cinco etapas metodológicas:

  • Como punto de partida se propuso identificar las unidades productivas, ubicadas en la Provincia de Chacabuco, que elaboran y comercializan leche y quesos frescos de origen caprino. Esto permitió contar con una base de datos actualizada del número de unidades productivas, así como su geolocalización.
  • Una vez identificadas las unidades productivas, comenzó la segunda etapa, la cual consistió en caracterizar las unidades productivas en base a información etnográfica, productiva y medioambiental, para luego dar inicio a la tercera etapa, la que permitió caracterizar dichas unidades productivas en base a los peligros microbiológicos asociados a los productos lácteos elaborados y a los niveles de riesgos asociados a cada unidad productiva.
  • Con los datos generados en las primeras 3 etapas, se dio inicio a la etapa 4, la cual consistió en diseñar un plan de cierre de brechas que contenga documentos de buenas prácticas de producción y de manufactura alcanzables por estas unidades productivas. En la última etapa se desarrolló un plan de acompañamiento e intervención en coherencia con la caracterización de las unidades productivas.

De acuerdo a la caracterización productiva y en base a los peligros microbiológicos encontrados en leche y quesos frescos, se pudo clasificar a los productores en diferentes niveles de riesgos, identificándose así tres grupos. Las principales variables que explicaron la segregación por grupo fueron el contar con un curso de elaboración de quesos y el cambio de ropa entre ordeña y elaboración de quesos.

El Centro de Estudios Interdisciplinarios de Infancias y Espacialidades de UDLA, quien estuvo a cargo del trabajo etnográfico, resaltó la importancia de establecer políticas de desarrollo que conjuguen dos mundos: los saberes científicos/técnicos con los saberes tradicionales de los productores. Para Diana Cornejo, estos últimos, “se han ido construyendo de generación en generación, a la base de múltiples experiencias que conforman la evidencia que sustenta un quehacer cotidiano y que, a los productores, les ha permitido sostener en el tiempo una tradición rica en cultura y particularidades”.

De esta forma, algunas de las conclusiones de este estudio se orientan a sugerir procesos de tecnificación y especialización de la producción que vayan de la mano de los procesos histórico-culturales, socioeconómicos y medioambientales de los productores, a quienes les hace sentido la idea de la inversión para las mejoras de estas brechas en sus sistemas de producción, pero que puede volverse un propósito que tiende a ser pospuesto e incluso concebido como un horizonte ideal inalcanzable. Así, la distancia con la realidad local, puede traer consigo no solo un aumento en las brechas de mejora de la producción, sino también una exclusión de los propios productores, a quienes van dirigidas las políticas públicas de mejora.

Dirección de Egresados, Empleabilidad y Postgrados realiza ceremonia de premiación del Fondo Concursable “Emprende UDLA”

Con el objetivo de acercar y apoyar a titulados en sus emprendimientos para lograr innovar en el ámbito de sus profesiones, la Dirección de Egresados, Empleabilidad y Postgrados de nuestra universidad organizó el fondo concursable “Emprende UDLA”, el que premia ideas de emprendimiento que resuelvan un problema o una necesidad en un ámbito concreto del país.

En su primera edición, este fondo seleccionó a nueve proyectos entre los más de 80 que postularon de las sedes Viña del Mar, Santiago y Concepción. Dentro de las temáticas elegidas para trabajar por los profesionales, estuvieron el desarrollo tecnológico y ambiental, el trabajo comunitario y social con énfasis en el ámbito de la salud y la proyección universitaria deportiva.

Durante el desayuno de premiación de los ganadores, la Directora de Egresados, Empleabilidad y Postgrados, Patricia Pinto, apuntó que “emprender siempre implica trabajo, iniciativa, creatividad, esfuerzo, capacidad para superar la frustración y una gran cuota de adaptación. Emprende UDLA es parte del programa de Emprendimiento e Innovación que tenemos en la Dirección y que fue creado con el objetivo de propiciar en nuestros egresados una cultura de emprendimiento que sea de alto impacto y genere un valor social, ambiental y tecnológico”.

Uno de los proyectos ganadores es “Recreo” de los egresados Nicole Droguett (Enfermería) y Christopher Goldsmith (Derecho). Esta iniciativa busca a través de las terapias alternativas, como la risoterapia, complementar el tratamiento o rehabilitación de un paciente pediátrico y así mejorar su estado de ánimo. El proyecto también contempla poder llevar consolas de videojuegos a los niños bajo tratamiento para que estos puedan divertirse, y tener espacios de esparcimiento en el mismo hospital o servicio donde se estén tratando.  

Estamos muy contentos y agradecidos de que la misma universidad que nos formó y nos vio crecer, sea quien nos entregue esta serie de herramientas que nos ayudará a complementar nuestras carreras. Nosotros creemos que “Recreo”, con una correcta dirección y la ayuda que UDLA nos ofrece, puede ser una institución bastante grande y que ayudará a muchos niños”, manifestó Nicole Droguett.

Otro de los presentes fue Juan Enrique Vergara, egresado de la Escuela de Ingeniería Civil Industrial. El profesional lidera la empresa O2 Water, la cual produce la primera agua alcalina enriquecida con oxígeno y que tiene como objetivo mejorar de manera significativa la absorción de oxígeno a nivel intracelular, optimizar las funciones metabólicas del organismo, retrasar el envejecimiento celular y reducir la fatiga.

“El premio ha sido una tremenda ayuda porque nos ha permitido invertir el dinero en marketing y gestión que eran dos temas que teníamos pendiente en nuestra empresa. Ver que mi alma mater me entrega las herramientas, el tiempo y el apoyo para crecer es algo muy importante para mí como egresado. Quiero agradecer y también valorar que gracias a los talleres que nos han impartido hemos podido modernizar y realizar una serie de implementaciones nuevas en el negocio”, apuntó Vergara.

Ganadores Emprende UDLA

Sede Viña del Mar:

1.- “Jubilab”, Tania Vera.

2.- “Proyección deportiva universitaria”, Katherine Albiña y Carlos Fuentes.

3.- “Síndrome de apnea para el sueño”, Gonzalo Bravo.

Sede Santiago:

1.- “Recreo”, Nicole Droguett y Christopher Goldsmith.

2.- “Coptrans”, Carlos Orostegui.

3.- “O2 Water”, Juan Enrique Vergara.

Sede Concepción:

1.- “Rehabilitación músculo esquelética Mersar”, América Urra

2.- “Ingetem”, Ariel Leal

3.- “Creciendo Juntos”, de Patricia Rodríguez y Clemira Alarcón

Jugadores de Santiago Wanderers se efectúan prueba de valoración isocinética de la fuerza muscular en Sede Viña del Mar

Hasta Sede Viña del Mar llegó el plantel profesional de jugadores de Santiago Wanderers para someterse a una evaluación isocinética por parte de la Escuela de Kinesiología de UDLA.

Los deportistas, equipo titular para la temporada 2020, se encuentran en plena preparación para el campeonato de Primera División, por lo que es primordial para el cuerpo técnico del “Decano” conocer la condición individual de la musculatura de las extremidades inferiores de cada jugador para preparar la estrategia deportiva para el torneo de este año, poniendo énfasis en obtener el máximo rendimiento del grupo y a la vez evitar lesiones.

Maximiliano Torres, académico de la Escuela de Kinesiología de Sede Viña del Mar, quien lidera las evaluaciones que se están efectuando al equipo porteño, comentó que UDLA mantiene un convenio de colaboración e investigación con Santiago Wanderers, a través del cual hace más de dos años se está trabajando en pruebas de valoración isocinética del primer equipo para ayudar en la prevención de lesiones de los jugadores y contribuir con evidencia científica a los protocolos aplicados por el club en el área de preparación física.

“Con Wanderers tenemos un convenio a través del cual estamos ayudando, no solo en la prevención de lesiones de sus jugadores, sino que también aportando con evidencia para que los protocolos aplicados se ajusten a la realidad del grupo de jugadores. Para ello, además de hacer la típica evaluación isocinética, incluimos otras pruebas en posiciones determinadas de la articulación de rodilla, para así determinar cómo está la fuerza del músculo cuádriceps e isquiotibial, en posiciones que son críticas para evitar lesiones”, dijo el académico.

Mauricio Martínez, kinesiólogo encargado del Área de Rehabilitación de Santiago Wanderers, sostuvo que “el examen isocinético se usa mucho en deporte, sobre todo el fútbol, pues busca detectar desbalances entre los grupos musculares más comunes, cuadriceps e isquiotibial, valores con los que podemos saber cuál es la proyección o factores de riesgo de lesiones de rodilla, que es muy importante en este deporte”.

El profesional agregó que, en los futbolistas, la incidencia de lesiones musculares es alta, principalmente la isquiotibial, cuyo tiempo de recuperación va entre 21 y 28 días, mientras que una lesión de rodilla esta puede tomar dos a tres meses, lo que significa mucho para un jugador, pudiendo incluso quedar fuera de una temporada, por lo que por estos motivos es muy relevante para el club estos exámenes que se están realizando en UDLA.

“Estas evaluaciones las hacemos con fines preventivos. Como club buscamos detectar los jugadores que tengan factores de riesgo de lesiones y sobre ellos hacemos pautas de trabajo individualizadas. Hemos tenido muy buenos resultados y ello nos ha permitido intervenir oportunamente para contar con el plantel completo durante toda la temporada”, dijo el kinesiólogo.

UDLA mejora en rankings nacionales e internacionales durante el 2019

El Director de Análisis Institucional de UDLA, Cristóbal Castro, Magíster en Economía de la Universidad de Chile, explica el avance de Universidad de Las Américas en el ranking sobre educación 2019 del diario El Mercurio, el aumento de 2 a 3 estrellas en la certificación de la agencia inglesa QS Stars y la presencia por primera vez en el ranking 2019 del diario La Tercera.

Durante el año 2019 UDLA tuvo buenos resultados en los rankings en los que participó, destacándose un aumento de 2 a 3 estrellas en la certificación Qs Stars, un aumento de cinco posiciones en el ranking del diario El Mercurio, y una primera aparición en el ranking del diario La Tercera por cumplir el mínimo de investigación exigido.

Para lograr este buen desempeño, la Vicerrectoría de Aseguramiento de la Calidad y Análisis Institucional (VRACAI) de UDLA tuvo un rol fundamental. “La VRACAI es la unidad encargada de procesar y proveer información válida y confiable para la gestión de la Universidad y para agentes externos que lo requieran. En ese sentido el rol respecto de los rankings es doble, por una parte, proveer la información a los agentes que elaboran los rankings, y luego elaborar informes que den cuenta de la posición de la universidad en cada uno deellos, identificando las áreas de mayor desarrollo y las acciones para fortalecer las áreas con resultados más descendidas”, manifestó el Vicerrector de Aseguramiento de la Calidad y Análisis Institucional, Carlos Mujica.

A continuación, podrás conocer los detalles del desempeño de UDLA en los rankings anteriormente mencionados y el trabajo que ha realizado la VRACAI durante este último año.  

Ranking de Universitas-El Mercurio: evalúa a universidades que cuentan con acreditación institucional en dimensiones como procesos formativos, académicos, gestión institucional y estudiantes. En esta versión UDLA logra subir cinco puntos y se consolida en buenas posiciones en las áreas de procesos formativos y gestión institucional, explicados principalmente por su desempeño en las acreditaciones de carreras y en el logro de 4 años de acreditación institucional.

“Nosotros, a partir de la acreditación institucional y por los años de acreditación de las carreras, sabíamos que íbamos a mejorar, pero nunca tanto; habíamos proyectado subir tres posiciones y alcanzamos cinco. El resultado nos deja conformes porque no solo fueron cinco puestos de crecimiento, sino que también logramos saltar a un tramo más alto de universidades de mejor calidad. Para el ranking del próximo año intentaremos avanzar más en los indicadores de retención, la contratación de académicos con doctorados y la eficiencia académica la cual está relacionada con la duración real de los programas”, afirmó el Director de Análisis Institucional, Cristóbal Castro.

Certificación Qs Stars: la agencia inglesa QS, una de las más importantes a nivel mundial en el ámbito de los rankings de universidades, elabora una clasificación, conocida como “QS Stars Rating System”. Para optar a ella, UDLA se sometió a una auditoría académica en al menos ocho categorías, las que se califican de 0 a 5 estrellas. Se lograron resultados destacados, de 4 estrellas, en Docencia, Empleabilidad e Instalaciones, y de 5 estrellas en Inclusión.

“Decidimos postular a QS porque sabíamos que teníamos un avance significativo en casi todas las dimensiones. Cuando supimos los resultados nos alegró la noticia. No solo subimos a nivel global, donde pasamos de dos a tres estrellas, sino que también aumentamos estrellas en dimensiones que son relevantes para la Universidad como la Empleabilidad y la Docencia. El primer punto se explica porque la Red de Egresados se ha potenciado y ha existido un aumento en los servicios de empleabilidad, mientras que el segundo se debe a que UDLA ha transitado en el último tiempo a ser una institucional trifuncional, lo que ha implicado fortalecer su planta académica”, agrega Castro.

Ranking diario La Tercera: evalúa a universidades que cuentan con acreditación institucional y que tengan más de 50 publicaciones. En esta edición, UDLA aparece por primera vez por haber cumplido el mínimo de artículos.

“El trabajo de la VRACAI respecto de este ranking es proveer análisis de las áreas que requieren ser potenciadas para subir posiciones en el ranking. El trabajo UDLA está enmarcado en el PDE 2017-21, que supone mejorar los indicadores asociados a progresión y retención estudiantil, mejoramiento de las credenciales académicas y fortalecimiento de los resultados de la investigación”, manifestó Carlos Mujica.

Facultad de Educación realiza lanzamiento de la primera temporada del programa “Cosas de la Historia”

A inicios de este 2020, la Facultad de Educación realizó el lanzamiento de la primera temporada del programa “Cosas de la Historia”. Este proyecto está compuesto por una serie de videos, de corta duración, donde se abordan temas de ciencias, patrimonio, política, deporte y otros, de forma amena y breve.  

Esta temporada tendrá una duración de 12 capítulos, los cuales son publicados por las redes sociales, los días lunes y jueves a las 21 horas, de cada semana. La iniciativa está encabezada por el académico de la Escuela de Pedagogía en Educación Básica, José Pedro Hernández, quien en cada capítulo es acompañado por distintos académicos de la Facultad.

“El objetivo de nuestro programa es generar contenido histórico de Chile en sus diferentes aspectos. Queremos que esto sea una ayuda que nos permita mejorar el patrimonio cultural de la comunidad, y, a la vez, se utilice como material de apoyo para estudiantes universitarios y secundarios”, apuntó Hernández.

Para el Director (s) de la Escuela de Pedagogía en Educación Básica, Guillermo Robles, el programa “ayuda a robustecer nuestro patrimonio cultural debido a que abordan los hechos históricos ocurridos en Chile en sus diferentes ámbitos de la sociedad. Además, aporta mucho al objetivo que tenemos de fomentar el aprendizaje en los estudiantes de nuestra carrera”.

Por su parte, Patricia Gómez, secretaria académica de la Escuela, comenta que “considerando que las redes sociales son un medio de comunicación clave en la actualidad, aportes, como los que entrega este programa, son muy necesarios porque en poco tiempo aborda temáticas muy interesantes”.

Uno de los profesionales que ha participado en algunos capítulos de esta temporada es Adrián Villegas, Director de la Escuela de Educación. El académico apunta que “el amplio debate generado a nivel país sobre la pertinencia de la historia, a partir de los anunciados ajustes curriculares, han demostrado el alto interés de parte de la ciudadanía por explorar la historia desde diferentes perspectivas. Además, su formato, pensado en redes sociales, invita al debate y reflexión colaborativa frente a estos temas, entregando instancias de intercambio de ideas en línea, lo que constituye una propuesta coherente con las nuevas formas de comunicarse”.

Si quieres revisar algún capítulo de la primera temporada de “Cosas de la Historia”, pincha aquí.

Académico de la Escuela de Fonoaudiología expone en Jornada de Educación Médica de la Universidad de Concepción

El académico de la Escuela de Fonoaudiología, Christopher Biermann, viajó hasta la Región del Biobío para exponer en la Jornada de Educación Médica de la Universidad de Concepción. Dicha actividad tuvo como intención reunir a docentes, estudiantes y diversos profesionales del área de la salud, para construir y promover una reflexión más profunda alrededor de los procesos de enseñanza-aprendizaje de sus disciplinas.

En esta oportunidad, el representante de UDLA expuso su trabajo de innovación llamado “Examen clínico objetivo y estructurado en la carrera de Fonoaudiología de UDLA, enmarcado en el examen del ramo de Práctica Integrada IV”.

Su ponencia está enmarcada en la malla curricular de la carrera de Fonoaudiología y cómo ha beneficiado en las habilidades comunicativas y prácticas de los estudiantes antes de ingresar a su internado clínico.

Participar en esta jornada fue una experiencia muy gratificadora en la cual me pude dar cuenta del buen trabajo que se está realizando en el área de simulación en la carrera de Fonoaudiología. UDLA va bien encaminada en el proceso de aprendizaje de los estudiantes”, manifestó Christopher Biermann.

Facultad de Educación realiza “Taller de Desarrollo de Habilidades Comunicativas en la Formación Inicial Docente”

Con una amplia participación del cuerpo académico de la Facultad de Educación, se llevó a cabo el “Taller de Desarrollo de Habilidades Comunicativas en la Formación Inicial Docente. La sesión se realizó en el Campus Santiago Centro, y contó con la participación de los equipos de la Facultad de las sedes Viña del Mar y Concepción y vía streaming.

El taller estuvo a cargo de la especialista Marisol Velásquez, quien es parte de la Escuela de Lingüística de Valparaíso de la Pontifica Universidad Católica de Valparaíso y cuenta con amplia trayectoria en el área.

El taller constó de dos partes. En la primera, se revisaron estrategias para el desarrollo de la habilidad comunicativa a nivel didáctico, para ser aplicadas en las clases en el contexto de la formación inicial docente, mientas que la segunda parte trató sobre la distinción y desarrollo de la alfabetización académica y disciplinar, las decisiones asociadas a su implementación y su integración a nivel curricular en los programas de estudio.

De acuerdo a la encuesta aplicada al final de la jornada, el equipo académico consideró altamente pertinente y valiosa la instancia e indicó que este tipo de iniciativas permiten apoyar la serie de mejoras que se están realizando para desarrollar la escritura, la lectura y la comunicación oral en los estudiantes de la Facultad de Educación, de manera sistemática.

Además de destacar la jornada, los asistentes valoraron los ejemplos de la expositora los cuales permitieron que la temática que parece muy disciplinar fuera más cercana a todas las disciplinas y, por ende, transversal.