Escuela de Kinesiología de Sede Viña del Mar realiza evaluación isocinética a jugadores del primer equipo de Everton

Una treintena de jugadores que conformarán el plantel profesional de Everton de Viña del Mar para la temporada 2020, están siendo sometidos a una evaluación isocinética de sus extremidades inferiores por parte de la Escuela de Kinesiología de Campus Los Castaños. Esta prueba establecerá la condición y rendimiento individual de la musculatura de cada deportista, antecedentes claves para que el cuerpo técnico elabore la estrategia del equipo Oro y Cielo para este año.

Patricio Rubio, Cristián Suárez, Bastián San Juan, Cristian Riquelme y Dilan Zúñiga, fueron los primeros jugadores en ser evaluados en el Laboratorio de Kinesiología del Campus Los Castaños. Los deportistas estuvieron acompañados por parte del cuerpo técnico del plantel, entre ellos, el preparador físico Gonzalo Sánchez, el segundo preparador físico Carlos Henríquez y el Director de Ciencias del Deporte de Everton, Robert Paredes.

“La idea de estas evaluaciones es sacar un perfil de cómo se encuentra el jugador antes del inicio de la temporada, de manera que el equipo con estos datos pueda planificar el ejercicio específico para cada jugador y con eso prevenir, por ejemplo, lesiones de desgarro muscular que son bastante comunes en el fútbol”, comenta Maximiliano Torres, académico de Kinesiología a cargo de las pruebas, quien está trabajando en el proceso con los estudiantes Francisco Órbenes y Oliver Mayorga, además del kinesiólogo Alan Plaza, todos con experiencia en la técnica empleada.

El académico agregó que dentro de los factores que se pueden determinar con la evaluación isocinética es si eventualmente existe o no mayor riesgo de que un jugador tenga una lesión, lo que va a depender de distintas variables, una de ellas la fuerza muscular, antecedente que es muy importante para la labor que realiza el cuerpo técnico. “La idea del convenio que estamos iniciando con Everton es efectuar todas las evaluaciones del primer equipo antes del inicio de la temporada, para que ellos tengan todos los datos necesarios para planificar su entrenamiento en base a las indicaciones de los resultados de la medición que quedarán especificados en un informe que entregaremos”, dijo Torres.

Gonzalo Sánchez, preparador físico de Everton, detalló que serán 30 los jugadores que serán sometidos a esta evaluación, tanto profesionales como otros juveniles que se integran al plantel profesional desde este año, ”cuya importancia radica en conocer el estadio inicial a nivel muscular de cada deportista, ver si hay algún tipo de desbalance muscular para poder corregirlo y cruzar datos con nuestros sistema de GPS con el que trabajamos, teniendo un panorama más claro del estado íntegro de cada jugador”.