En sedes Viña del Mar, Santiago y Concepción se realizó charla magistral Actividad Física en Educación Parvularia

Las sedes de Viña del Mar, Santiago y Concepción recibieron la invitación de la Facultad de Educación, en conjunto con la Escuela de Pedagogía en Educación Física, para albergar la charla magistral “Actividad Física en Educación Parvularia”, dictada por Johana Soto, académica de la Universidad de Playa Ancha y Directora de la Red Nacional de Investigaciones en Preescolares.

El Director de Carrera de Pedagogía en Educación Física de Sede Santiago, Maickel Avilés, manifestó que “esta instancia académica nació con dos objetivos: por una parte difundir aspectos que están asociados a las nuevas bases curriculares y también con el fin de incentivar y sensibilizar a nuestros estudiantes con respecto a esta temática. La educación física está en la palestra pública y nosotros estamos peleando para que no la saquen del plan común. En los últimos meses también tuvimos la posibilidad de conocer los datos que nos llegan desde la OCDE con respecto a la obesidad en niños y ante ese escenario, estas charlas reafirman y comprometen a los estudiantes a ser agentes de cambios”.

Johana Soto compartió con los estudiantes datos estadísticos de la actividad física en la población preescolar y escolar en Chile y entregó información sobre investigaciones que analizan el foco que deben tener los profesores de educación física cuando arman una clase: “ellos tienen que contribuir en el cumplimiento de las recomendaciones mundiales de la actividad física. No deben pensar esa actividad física solo como un instrumento para la salud, sino que también como una forma de alcanzar la felicidad. Es importante que en nuestras clases logremos que los niños jueguen, la pasen bien y sean felices”.

De acuerdo al último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Chile se transformó este año por primera vez en el país con más sobrepreso y obesidad entre los miembros del foro, puesto que los índices llegaron hasta el 74,2%.

Ante esta alarmante cifra, Soto manifestó que es importante aclarar que “la obesidad y la actividad física se topan en alguna parte, pero no son causa y efecto. La obesidad es un problema complejo porque no solo abarca cuánto te mueves, sino que el ambiente, la situación económica y el nivel cognitivo de esa persona. No podemos creer que solo la clase de educación física va a solucionar esa problemática”.

A pesar de ese escenario, la expositora agregó la relevancia que tiene que los profesionales del área acerquen a los estudiantes a la actividad física: “hemos visto que, si los niños son estimulados en temprana edad, logran o tienen una posibilidad mayor, de adquirir el hábito de actividad física y querer moverse. Pero si tú partes ese trabajo a los ocho años, ya es un poco tarde. La única posibilidad de tener niños activos en la actualidad es que de forma voluntaria quieran jugar y moverse. Eso hay que aprovecharlo”.

Felipe Sotomayor, estudiante de cuarto año de la carrera, afirmó que “estas charlas son muy positivas porque nos sirve como actualización a los estudiantes que estamos a punto de salir. Los profesores tenemos que dar y generar la instancia para que los niños puedan a través del movimiento y del juego, hacer ejercicios, y además educar a los padres quienes deben dejar de pensar que si un niño de mueve o juega, es desordenado”.