En plena crisis hídrica nacional, UDLA organiza la IV Jornada Agronómica: “La agricultura del norte de Chile está condenada a una muerte anunciada”

Como parte de la agenda UDLA-COP25, la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía invitó a docentes y estudiantes a participar de la IV Jornada Agronómica de UDLA, la que durante esta edición trabajó la temática "Recurso hídrico en Chile".

La encargada de dar las palabras de bienvenida a la jornada fue la Decana de la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía, Karla Vera, quien manifestó que esta jornada “tuvo como objetivo entregar a los estudiantes, egresados y académicos conocimientos actualizados sobre los recursos hídricos en nuestro país; sus usos, tecnologías y soluciones a nivel de políticas públicas que se están planteando para amainar los problemas que existen. Como facultad no solo somos responsables de educar a los futuros profesionales en sus áreas profesionales, sino también de integrarlos y hacerlos partícipes de las problemáticas del país para que sean capaces de detectar las necesidades urgentes en nuestra sociedad

El primero en exponer en el auditorio del Campus Providencia fue el docente de UDLA y director de proyectos en recursos hídricos Gurovich & Asociados Ingenieros Consultores S. A, Luis Gurovich, quien compartió la ponencia “Desastre y Emergencia Nacional: ¿La Sequía…y la Agricultura qué?”

 “La agricultura tiene un papel fundamental en este desastre que estamos viviendo debido a la sequía y que a esta altura solo puede ser solucionada con la lluvia, no hay otra opción. La agricultura lleva años siendo afectada, pero lo más grave es lo que se espera para este año, porque la disponibilidad de agua es cada vez más pequeña entonces vamos a tener bajas de rendimiento, de superficie sembrada y una peor calidad de fruta”, explicó el profesional.

Gurovich agregó que “la única forma de aminorar un poco los efectos de este desastre es tener una visión país. Chile, cuando tiene un terremoto o un incendio forestal, se reúne, se acaban las diferencias y todas las personas trabajan en eso. Pero acá no pasa eso; deben darse cuenta que esto es peor que un terremoto. Al día de hoy cada uno está tirando para su lado, creyendo que es dueño absoluto de la verdad”.

Tras eso, vino la presentación de Félix Bogliolo, fundador y socio de la empresa Vía Marina, impulsora del proyecto Aquatacama, el que busca transportar agua desde algunos ríos del sur, como el Maule y Biobío, hasta el norte de nuestro país para así reducir la sequía.

“El problema más grave que está viviendo Chile actualmente es en la agricultura. Si no hay agua, no hay alimentos, si no hay alimentos, se complica realmente la vida de todos los chilenos. Si nadie hace nada, la agricultura del norte de Chile está condenada a una muerte anunciada con el cambio climático porque lamentablemente no hay muchas soluciones”, afirmó el expositor.

Ante ese escenario, el proyecto Aquatacama es una buena opción para aminorar el problema porque es un trasvasije submarino que no molesta a nadie. Tomamos agua desde un río abajo y desde ahí podemos transportar agua con cinco tubos paralelos que nacen desde el fondo del mar. Con todas las evidencias que tenemos, estamos seguros que podemos solucionar el problema y evitar que se sigan perdiendo más hectáreas en el norte del país”, concluyó Bogliolo.

La jornada académica siguió con las exposiciones de la académica de la Facultad de Derecho de UDLA, Jacqueline Rozas; el Director Ejecutivo de la Corporación Reguemos Chile, Maximiano Letelier; la subgerente de Gestión Hídrica de Fundación Chile, Ulrike Broschek, y el investigador del Centro Regional de Investigación La Platina, Alejandro Antúnez.