Trabajo Social y Fundación Chilena para la Discapacidad organizaron el III Seminario de Inclusión Laboral de UDLA

La carrera de Trabajo Social de Sede Viña del Mar, en conjunto con la Fundación Chilena para la Discapacidad, efectuaron el III Seminario de Inclusión Laboral de UDLA, cuya temática estuvo centrada en realizar un balance de la implementación de la Ley 21.015, la cual apunta a que empresas e instituciones públicas con 100 o más trabajadores deben contratar al menos el 1% de personas con discapacidad.

El evento se inició con las palabras de bienvenida de la Vicerrectora de Sede, Paola Espejo, para luego dar paso a las exposiciones que estuvieron a cargo del Jorge Chuaqui, sociólogo docente de la Universidad de Valparaíso; Matías Poblete, Presidente de la Fundación Chilena para la Discapacidad, y Daniela Rubilar, encargada de Inclusión Laboral de la misma fundación en la Región Metropolitana.

A la actividad asistieron estudiantes de las carreras de Trabajo Social, Psicología, Terapia Ocupacional y Educación Diferencial de UDLA, además de egresados y profesionales vinculados al área, quienes al final del seminario participaron en un panel de preguntas a los expositores.

Esta ha sido una excelente jornada puesto que logramos realizar un balance claro de la implementación de la ley, poniendo énfasis en la discriminación que están viviendo las personas en situación de discapacidad de causa psíquica, quienes han tenido muy pocas oportunidades de inclusión. Las empresas deben entender que la necesidad de incluir no solo es contratar personas, sino que también implica implementar apoyo y ajustes razonables”, dijo Matías Poblete.

Finalmente, el Director de Carrera de Trabajo Social, Alberto Blest, comentó que este seminario “fue muy relevante en términos académicos pues en el conjunto de personas que asistió se fomentó la inclusión como un tema relevante, como garante que la persona ejerza sus derechos y los solicite, pues el derecho al trabajo está consagrado hace muchos años y esta tensión a propósito de las cifras del año de implementación de la ley  hay que resolverlas desde un punto de vista crítico, pensando en la realidad, por lo que el proceso de reflexión que logró darse en el conversatorio es fundamental”.