Programa de Intervención Comunitaria organizó masivo conversatorio sobre “Experiencias de participación comunitaria y género”

  Una excelente participación tuvo el conversatorio organizado por el Programa de Intervención Comunitaria que se enfocó en las “Experiencias de participación comunitaria y género”. La actividad realizada en el auditorio del Campus La Florida, tuvo como objetivo analizar diversas experiencias respecto de procesos y modelos de participación ciudadana enfocados en el feminismo.

El panel central estuvo integrado por la trabajadora social y asesora de distintos procesos comunitarios femeninos, tanto en España como en Latinoamérica, María Dolores Hernández; representantes de la Casa de Mujer de la Villa O’Higgins de la comuna de La Florida, y dirigentas de la Mesa Territorial de Agentes Comunitarios en Salud Mental Juan Marconi.

“He compartido 20 años con grupos de mujeres que viven en la comunidad y tengo claro que es fundamental trabajar con una mirada integral de los saberes, de las emociones, de la economía e incluso de la salud de la mujer. Me parece que involucrarse con grupos de mujeres que realmente están en el territorio y desde ahí irradiar conocimientos, es una experiencia fantástica. Además, es un lujo que UDLA genere una instancia donde las mujeres puedan venir y exponer sus trabajos. Es un ejercicio de reflexión importante”, sostuvo María Dolores Hernández.

Los asistentes también pudieron conocer cómo se ha construido la Casa de la Mujer y el impacto que ha tenido en la vida de cientos de mujeres que han pasado por ese lugar desde que se creó durante la dictadura.

“Nuestra historia es realmente maravillosa, porque ya llevamos más 30 años de trabajo. Comenzamos ofreciendo talleres de desarrollo personal que abordaban temas de identidad y derecho de la mujer. Con el tiempo, se han sumado talleres manuales, de costura, tejidos y repostería. A pesar de que estos últimos años ha bajado un poco la participación, veo a las chicas más felices, independientes y satisfechas. Las mujeres tienen que aprender a valorarse”, comentó Ana Rosas, una de las líderes de la Casa de la Mujer.

A la actividad también llegó la Consejera Regional de la Provincia de Santiago, Lorena Estivales, quien aplaudió la iniciativa del Programa de Intervención Comunitaria: “Me parece fascinante que se reconstituya el vínculo entre lo comunitario y lo académico. Las universidades son uno de los lugares donde la ola feminista ha tenido mayor impacto, por lo tanto es importante que nos hagamos cargo en junto de renovar el vínculo con las mujeres que llevan muchos años trabajando en los barrios”.