Filósofo Martín Hopenhayn inauguró actividades académicas de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Sede Santiago

La conferencia titulada “La universidad ante los cambios socioculturales y de la subjetividad juvenil”, se centró en el conflicto de la cultura estudiantil y lógica universitaria que se vive hoy en día, con una mirada analítica y reflexiva sobre la educación en relación al momento histórico, a los cambios en la forma de aprender y a la fuerza que adquirió la sociedad en el conocimiento de la información (sociedad de redes). 

“Todos esos fenómenos del tremendo cambio global – y que en Chile tiene muchas manifestaciones y muy fuertes – no deja sin modificar tanto a la juventud en términos de cómo ve el mundo y cómo se mueve, como a la universidad que es, por definición, un centro de desarrollo de conocimiento para impulsar al país al desarrollo”, señaló Hopenhayn en la actividad.

El también académico de la Universidad Diego Portales agregó que “siempre se habla de forma peyorativa de los millenials, como personas muy narcisistas, muy impacientes, que tienen baja tolerancia a la frustración. Yo creo que hay un cambio cultural que es transversal a las generaciones de hoy en día que tiene que ver con sociedad de consumo, individualismo exacerbado, alta competitividad, pérdida de referentes valóricos estables. Esto hace que la juventud se haga expectativas de lograr mayor autonomía, tener movilidad ascendente una vez que ingresa al mercado laboral y lograr una realización personal. Ahí hay deseos muy fuertes, y como hay deseos muy fuertes, hay exposición a la frustración”.

El filósofo señaló: “es una invitación (a los alumnos) a no sólo estudiar una carrera y convertirse en el profesional que se decidió por vocación, sino a vivir la vida universitaria y todo el proceso de esta instancia para escuchar y debatir diversas opiniones y formarse una propia para la vida… eso es participación”.

Las habilidades que deberán incorporar las universidades para sus estudiantes 

Por su parte, la decana de la Facultad de Ciencias Sociales de UDLA, Francisca Infante, comentó que “las demandas del siglo XXI interpelan a la formación tradicional de la universidad, a incorporar habilidades que no pueden ser remplazadas por la robótica, como son la creatividad, la empatía, el respeto por la diferencia, la ética profesional y el compromiso público. Es por esto que, luego de un proceso de reflexión y análisis del estado actual nacional y global, en nuestro campo decidimos ya no sólo sentarnos a acuñar la equidad y la justicia como un resultado final de acciones posibles, sino actuar sobre ellas desde un comienzo”, sostuvo la autoridad académica.

En tanto, el vicerrector de UDLA Sede Santiago, Claudio Apablaza, afirmó que “esta conferencia nos deja un importante desafío como institución de educación superior, nos deja pistas y respuestas, nos instala preguntas que pueden orientar nuestro camino como Universidad de Las Américas. Somos una institución acreditada por 4 años, con 30 años de historia, es un gran mérito, fruto de una constante dedicación, trabajo y esfuerzo por profundizar nuestro Modelo Educativo y nuestros mecanismos de aseguramiento de calidad”.