Escuela de Psicología organizó conversatorio “Psicología de las emergencias en Chile: rol de la investigación académica y de las instituciones públicas”

 Los estudiantes de la Escuela de Psicología llegaron en masa hasta el Aula Magna UDLA Sede Santiago para así participar del conversatorio “Psicología de las emergencias en Chile: rol de la investigación académica y de las instituciones públicas”, el que contó con la presencia de importantes actores del mundo público y privado en la materia.

El encargado de abrir la jornada fue el académico de la Escuela de Psicología de UDLA, José Luis Darrigrande. Tras él, vinieron las exposiciones del Vicepresidente de la Sociedad Chilena de Psicología de las Emergencias, Francisco Jorquera; la encargada del departamento de la prevención comunitaria de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi), Helia Vargas; la investigadora del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres, Nadia Veas y la profesional del Departamento de la Prevención Comunitaria de la Onemi, Mónica Arancibia.

“Esta actividad tuvo varios objetivos. El primero fue dar a conocer el rol que ha tenido la investigación en la Universidad durante el último tiempo, especialmente en un área emergente como es el de la Psicología de la Emergencia. En segundo lugar, nuestra intención es seguir vinculándonos con el medio por eso mismo hicimos esta actividad abierta a la comunidad. La idea es que todos puedan estar preparados para las situaciones de emergencia o desastre”, explicó el académico.

Nadia Veas, quien se presentó ante la comunidad estudiantil con el tema “Investigación en Psicología para la protección de la salud mental en la gestión de riesgo”, apuntó que “la Psicología determina el comportamiento de las personas ante un desastre, por lo que es muy relevante generar estrategias e intervención para que la comunidad tengan una buena reacción. El tema de la salud mental se ha ido visibilizando mucho más: hasta el año 2010, que fue el terremoto en Chile, no se hablaba nada y la reacción era más bien reactiva. En cambio ahora se trabaja en una sola dirección y tratando de anticiparse al hecho”.

Por su parte, Francisco Jorquera, que expuso la investigación “Psicología de las emergencias y desastres en Chile: contexto actual y proyecciones”, estuvo de acuerdo con la opinión de su colega: “Por cada desastre que azota al país, hay un avance. El terremoto de febrero de 2010 o los incendios de Valparaíso en 2014 marcaron un antes y un después. Se ha ido confirmando la necesidad de apoyo emocional y acompañamiento psicosocial durante el proceso de recuperación post desastre. Hoy hay un mayor diálogo, disposición y protocolo de parte de todos los actores”.