Escuela de Fonoaudiología reunió a representantes de universidades nacionales en el III Seminario de Salud Pública y Fonoaudiología

La Escuela de Fonoaudiología invitó a estudiantes, académicos y docentes al III Seminario de Salud Pública y Fonoaudiología, organizado por la académica Norma Muñoz. En esta oportunidad, los presentes tuvieron la posibilidad de escuchar las exposiciones de representantes de distintas universidades nacionales que han trabajado en intervención comunitaria a partir de la fonoaudiología.

Para nosotros es sumamente importante trabajar y abordar temas que están vinculados con la salud pública porque tenemos la obligación de formar profesionales para la comunidad. También es fundamental compartir y conocer qué están trabajando y cómo se están haciendo responsables de la formación comunitaria otras casas de estudio de nuestro país”, manifestó la Directora de la Escuela de Fonoaudiología, Paula Pulgar.

Durante la jornada, los asistentes tuvieron la posibilidad de escuchar las exposiciones de Reinaldo Salas de la Universidad Bernardo O’Higgins; Carolina Fouilloix, de la Pontificia Universidad Católica; Nicole Lobos de UDLA; Nelson Muñoz, de la Universidad de Chile y Hernán Soto, de Universidad Santo Tomás.

Me parece relevante esta actividad porque en la actualidad, la fonoaudiología se está ampliando a diferentes ámbitos, siendo el área comunitaria una de las más potentes. Ante ese escenario, lo primero que tenemos que enseñarles a los estudiantes es la humanización de la salud, porque nuestro propósito como profesionales no tiene que darse dentro de un box o una clínica, sino que donde están las necesidades reales de la gente y eso es en la comunidad. Me parece relevante incorporar una mirada humanizada de los procesos y entrenar a los estudiantes en habilidades blandas para que así no se olviden que están atendiendo a una persona”, explicó Reinaldo Salazar, quien presentó su exposición “Humanización en salud, experiencias de formación en UBO”.

Carolina Fouillioux, cofundadora del Programa de Aprendizaje y Servicio (A+S) de la Pontificia Universidad Católica de Chile, compartió con los estudiantes de UDLA el trabajo realizado desde 2005 cuando se implementó este programa en la casa de estudios.

A+S es una metodología de aprendizaje activo que se basa principalmente en que los estudiantes de todos los años de la carrera tengan la oportunidad de conocer socios comunitarios, levantar necesidades reales y ofrecer productos o servicios desde su perspectiva fonoaudiológica. El proceso no ha sido fácil, porque cada vez que uno hace un cambio lo primero con lo que se encuentra es la resistencia, pero la verdad es que si bien la experiencia parte difícil, finalmente ayuda mucho en el desarrollo de las habilidades transversales de los estudiantes. Ha sido todo un éxito el poder modificar un poco la mentalidad de que el fonoaudiólogo está encerrado en el box. Hoy es más bien un profesional de la salud integral”, explicó la profesional.

Fouillioux agregó que uno de los elementos positivos de este tipo de programas es que uno va evaluando cómo se van desarrollando las habilidades transversales de los estudiantes con el paso de los años, porque ellos parten en primero y terminan en cuarto. Uno logra ver una progresión y realmente asegurar que las habilidades transversales se logran para el Perfil de Egreso”.