Escuela de Comunicaciones organizó conversatorio “Mis primeros pasos en la publicidad”

Como parte del ciclo de charlas “Comunicación Publicitaria Responsable”, la Escuela de Comunicaciones invitó a los estudiantes a ser parte del conversatorio “Mis primeros pasos en la publicidad”, el que estuvo liderado por la publicista de 23 años y directora de arte de la agencia Los Quiltros, Maite Rozas.

Nuestros referentes en el área de la publicidad generalmente son más adultos y si bien tienen una experiencia tremenda, en esta instancia preferimos invitar a Maite, quien, por edad, es mucho más cercana a nuestros estudiantes. Aparte del aprendizaje que nosotros como escuela le entregamos a los alumnos en las aulas, es importante dejarles redes de contactos e instancias como estas para que ellos conozcan la industria, cómo se trabaja en el medio y quiénes son los principales actores”, manifestó al comienzo de la actividad, la Directora de Carrera de Publicidad, Carolina Gallardo.

Durante la instancia, Maite Rozas conversó con los estudiantes sobre dirección de arte, portafolio, su experiencia laboral y su desarrollo como directora de arte junior a pocos meses de terminar sus estudios en el DUOC.

Al principio seguramente te van a decir que ganarás poco dinero o que no encontrarás trabajo como publicista. Es difícil sí, porque el campo laboral está cada vez más lleno, pero la verdad es que ustedes como recién titulados se tienen que enfocar en siempre ofrecer algo más y novedoso que el otro. También me gustaría hablarles a las mujeres que están en esta charla: el área creativa es muy machista, pero no tengan miedo, se puede lograr”, explicó.

Rozas siguió su exposición afirmando que “una de las cosas importantes que tienen que aprender es que hay que ser competente con uno mismo y no competir contra el resto. También, deben valorar su trabajo porque actualmente hay muchos jefes que te están pidiendo que hagas el trabajo de cinco o seis personas y eso no está bien”.

La estudiante de tercer año de Publicidad, Dominique Araos, agradeció la instancia: “fue muy interesante la conversación porque me da señales de las cosas con las cuales me voy a enfrentar cuando salga de la universidad. Me gustó que viniera alguien de mi edad porque nos permite sentirnos reflejados en ella. Es grato saber que, si Maite pudo llegar hasta ese puesto, yo también lo puedo hacer”.