Director de Escuela de Construcción integra la mesa técnica de reformulación del proyecto urbano Alameda-Providencia

Fotografía: Corporación Ciudades

El Director de la Escuela de Construcción, Carlos Aguirre, fue seleccionado para integrar la mesa técnica, encabezada por la Intendencia Metropolitana, para reformular el proyecto urbano Alameda-Providencia.

El objetivo de esta mesa técnica, integrada por ocho expertos, es elaborar un informe con recomendaciones para materializar el proyecto con propuestas para su ejecución, financiamiento y viabilidad. El trabajo de los profesionales durará cinco sesiones y al cabo de 60 días entregarán sus respectivas propuestas.

Sobre este tema, Carlos Aguirre habló con UDLA:

¿Cuál es el impacto urbano que busca este proyecto y en qué plazo se espera concretar?

El eje Alameda-Providencia es sin duda el gran proyecto urbano de esta primera parte del siglo XXI, solo comparable con el Metro y/o el Parque Metropolitano. Dicho eso, es pertinente establecer que su visión es de largo plazo porque es un proyecto que cruza cuatro comunas (Lo Prado, Estación Central, Santiago y Providencia) y está sobre el eje más concurrido de nuestro país. Desde el gobierno de Michelle Bachelet, se planteó un proyecto que unificaba algunos aspectos del diseño generando una nueva alameda acorde a tendencias de movilidad de hoy, como por ejemplo, la priorización de los modos de transporte no motorizado y de transporte público por sobre el transporte privado.

¿Cuáles son los beneficios peatonales, vehiculares y para ciclistas que este traería?

Son enormes beneficios para los peatones ya que contarán con una tipología de vereda unificada en su concepción geométrica, mismo ancho y diseño en todo el trazado. Por otro lado, está la generación de una ciclovía y el ordenamiento de flujo de transporte público y transporte privado.

¿Qué significa para ti ser parte de la mesa técnica para reformular este proyecto y cuál sientes que es tu aporte?

Para mí es muy importante en términos profesionales e institucionales. El primer punto se debe a que es una comisión técnica de alto nivel y concentra varios exponentes del pensamiento urbano de nuestro país, de forma transversal en lo político y en lo teórico. En lo personal, soy Constructor Civil de la Pontificia Universidad Católica especializado en evaluación social de proyectos (CIAPEP, 2002) y con una vasta trayectoria en desarrollo de metodologías para la evaluación de proyectos.

En el año 2005, me di cuenta de que para abordar los futuros proyectos necesitaba saber en especial de urbanismo y de gestión urbana, por lo que viajé a España para ser parte del Centro de Política de Suelos de la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona, donde obtuve un Máster en Gestión Urbana (2009) y cursé el Doctorado en Gestión Urbana. Por otro lado, en términos institucionales, es reconocer lo que hemos estado trabajando y avanzando en nuestra Escuela de Construcción de UDLA.