Concurrida charla sobre Síndrome de Tourette en Sede Viña del Mar

  Con la exposición de tres especialistas en el tema y la asistencia de más de 80 personas, se llevó a cabo en el Aula Magna UDLA de Sede Viña del Mar, la charla “¿Qué es el Síndrome de Tourette?”, organizada por la carrera de Educación Diferencial.

La actividad se inició con la presentación de la Presidenta de la Fundación Amigos del Tourette Chile, Andrea Pizarro, quien agradeció el interés de alumnos, docentes y profesionales por conocer sobre el tema. “Nosotros trabajamos educando y sensibilizando sobre este síndrome, pues la realidad de los estudiantes a veces es muy dramática por falta de inclusión. Hemos comenzado por capacitar a futuros educadores, para que nos ayuden a cambiar el paradigma de lo que hoy es la vida de un alumno con Síndrome de Tourette y cuando sean profesionales puedan detectar casos en forma temprana, acompañando a padres, apoderados y familias a comprender lo que es el síndrome y sus trastornos asociados”, comentó.

La psicóloga clínica Lorena Ramírez, especialista en Síndrome de Tourette, se refirió al contexto escolar de los pacientes y a las estrategias que se utilizan para promover el aprendizaje. “Este síndrome se inicia a edad temprana, en la vida escolar. No afecta la capacidad intelectual del niño, pero los tics y los trastornos asociados pueden generar dificultades de aprendizaje. Por ello, es necesario tener en cuenta el nivel y la calidad de aceptación de su entorno escolar, fundamental para reducir la sintomatología, ya que una baja aceptación de sus pares influye directamente en su autoconcepto, llegando incluso a generar trastornos emocionales”, detalló la profesional.

Sobre el aspecto clínico, la Dra. Paola Campodónico, neuróloga infantil de los hospitales Carlos Van Buren de Valparaíso y Claudio Vicuña de San Antonio, explicó la importancia del diagnóstico temprano, las características del cuadro y los tratamientos más utilizados. Expuso que el Síndrome de Tourette es un trastorno del movimiento caracterizado por la presencia de tics motores múltiples y al menos un tic vocal en una persona menor de 18 años, cuyo curso clínico se prolonga por más de un año. La presencia de comorbilidades es muy frecuente, siendo el Trastorno por Déficit Atencional con Hiperactividad el más frecuente, seguido por el Trastorno Obsesivo Compulsivo.

“El manejo de este síndrome comprende cuatro pilares. Uno de los más importantes es la psicoeducación, la aceptación de la familia y la disminución del impacto que provoca este trastorno en los ambientes en que se desenvuelve el paciente. Luego, el diagnóstico y manejo de las comorbilidades, siendo en algunos casos suficiente para disminuir de manera importante los síntomas. Luego, la psicoterapia, cuyos resultados a largo plazo son significativos, donde las técnicas de inversión del hábito y de exposición-respuesta son las más recomendadas. Finalmente, el tratamiento farmacológico, decisión que debe tomarse con la familia según el grado de compromiso de los tics en el niño”, dijo la especialista.

Respecto de la actividad, la Directora de Carrera de Educación Diferencial, Yirda Romero, expresó que “quedamos muy agradecidos de la Fundación Amigos de Tourette, pues hemos aprendido una vez más sobre la importancia de vencer los prejuicios y valorar la esencia de todas las personas. Experiencias de aprendizaje como esta hacen que avancemos en la sensibilización estratégica, tan necesaria para una verdadera inclusión”.