Comunidad UDLA conoce las conclusiones del Informe de Autoevaluación Institucional

Las autoridades del Comité de Rectoría, liderados por la Rectora, Pilar Romaguera, estuvieron el día 30 de julio en Viña del Mar, 31 de julio en Santiago y 1 de agosto en Concepción, para dar a conocer las conclusiones del Informe de Autoevaluación Institucional.

En el caso de Santiago, la reunión se realizó en el Campus Santiago Centro y participaron autoridades de diferentes áreas de los cuatro campus que conforman la Sede, así como directores de Escuela, académicos, docentes, colaboradores y dirigentes de centros estudiantiles.

La Rectora, Pilar Romaguera, destacó en cada una de las jornadas el trabajo conjunto que significó prepararse para esta nueva instancia y que implicó superar las debilidades que fueron detectadas en el proceso anterior, en el marco de una nueva acreditación de las áreas de Docencia de Pregrado y Gestión Institucional. “La elaboración del Informe de Autoevaluación Institucional involucró un trabajo activo de más de 260 académicos y profesionales en los Talleres de Autoevaluación, a lo cual se suman otras actividades, como jornadas de trabajo, levantamiento de información, revisión de procedimientos y la opinión proporcionada por más de 10 mil informantes clave. Esto nos permitió reconocer nuestras fortalezas y debilidades, en el caso de estas últimas, las incorporamos en un Plan de Mejora”, acotó la Rectora.       

La Prorrectora de UDLA, María Loreto Ferrari, se refirió a las conclusiones del capítulo del Informe sobre Gestión Institucional. Destacó, entre otros puntos, la superación de las debilidades del área manifestadas en el proceso anterior. Indicó que la MisiónVisión, y valores y propósitos, están definidos y explicitados en el Plan de Desarrollo Estratégico 2017-2021, y son reconocidos y valorados por toda la comunidad universitaria. Asimismo, el Plan de Desarrollo Estratégico es coherente con la Misión y Visión, y establece Objetivos Estratégicos, indicadores y metas que alinean la gestión de las distintas áreas de la Institución, junto con los mecanismos de control que permiten su monitoreo sistemático.

La Prorrectora agregó que se aumentó la dotación de directores de Carrera, junto con incrementar sus credenciales académicas y con profesiones afines a la carrera que les toca dirigir; de hecho, UDLA pasó de tener 54 directores de Carrera en 2015 a 90 a partir de 2018. Asimismo, se revisaron y actualizaron los procedimientos asociados a la gestión del cuerpo académico y docente, en lo que se refiere a capacitación y perfeccionamiento, bienestar y remuneraciones, evaluación de desempeño y actualización del reglamento académico. Se cerró el Campus Santiago Norte y se hizo un plan de seguimiento a los estudiantes trasladados. Se incluyeron indicadores de bibliotecas y salas de estudio en el Plan Maestro de Infraestructura y se implementó un plan de remodelación y ampliación de estos espacios. Se racionalizó la oferta académica, suspendiendo la admisión de programas con indicadores académicos y financieros deficitarios. Se consolidó la plataforma BI-UDLA como la principal herramienta de información para el análisis institucional y se desarrolló el Portal General de Información Institucional. También, se creó la Vicerrectoría de Aseguramiento de la Calidad y Análisis Institucional, que asumió el monitoreo, seguimiento y evaluación del PDE, junto con actualizar el Modelo de Aseguramiento de la Calidad

Sobre la socialización del Informe a las Sedes, la Prorrectora opinó: “Las preguntas en las visitas han sido muy interesantes, creo que es una instancia muy necesaria, pero no es suficiente. Es tan importante una instancia de acreditación, que merece una reflexión y un estudio más personal del Informe, para poder dar cuenta fidedigna de lo que hacemos. Por esto mismo, en cada Sede vamos a tener más ocasiones de trabajo con los vicerrectores de Sede”.

El Vicerrector Académico, Gonzalo Vallejo, se refirió a las conclusiones del capítulo de Docencia de Pregrado. En este sentido, el diseño e implementación del Sistema de Aseguramiento del Perfil de Egreso se convirtió en una fortaleza; así como la identificación de las asignaturas integradoras en las carreras y la formalización de la participación de egresados y empleadores en los procesos de retroalimentación del Perfil de Egreso. Entre las debilidades del proceso anterior superadas se encuentra el ajuste de los procedimientos de selección de ingreso de académicos, privilegiando aquellos con postgrado, lo que ha significado que hoy un 61% del total de ellos cuenta con uno. Además, se formalizó la política y los instrumentos de promoción de la investigación. También se evaluó y perfeccionó el Sistema Integrado de Apoyo al Estudiante, (SIAE), que significa la profundización de medidas de apoyo académico para los estudiantes.

Asimismo, el Modelo Educativo es coherente con la Misión y Visión, define los Sellos Valóricos, está centrado en el estudiante y basado en Resultados de Aprendizaje. El Vicerrector Académico destacó la relevancia de la socialización del Informe y las próximas etapas previas a la visita de los pares evaluadores. “Este evento es tremendamente relevante, porque es la primera vez que estamos hablando a toda la comunidad sobre el capítulo de Docencia de Pregrado. El informe es de la comunidad, no es de nosotros. Hemos hecho un trabajo a través de evaluaciones, de comités en que hemos tratado de reflejar lo que la comunidad siente. Entonces, cuando uno llega a esta instancia de poder contarlo, es muy satisfactorio”.

El Vicerrector de Aseguramiento de la Calidad y Análisis Institucional, Carlos Mujica, destacó la calidad del proceso que ha llevado adelante la Universidad, como resultado de un trabajo masivo y participativo. Solicitó a los presentes en la actividad de socialización que lean y estudien el documento y compartan sus conclusiones. La autoridad instó a los presentes en la actividad de socialización del Informe de Autoevaluación Institucional a estar tranquilos: “Somos una Universidad que ha crecido, se ha desarrollado. Nos hemos abierto a trabajar en los procesos misionales Investigación y Vinculación con el Medio. Hemos avanzado en distintos ámbitos de la Gestión Institucional, los indicadores, no mienten. Estos muestran una evolución muy significativa en estos últimos años. Pero esta tranquilidad no nos va a descuidar, vamos a seguir trabajando y los invitamos a aportar con las evidencias desde su propio rol en la Institución”.